La retina es la capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior interna del ojo y actúa como la película en una cámara fotográfica. Las imágenes pasan a través de la cornea y del cristalino, y son enfocadas en la retina. La retina transforma estas imágenes en impulsos eléctricos que son enviados a través del nervio óptico al cerebro. Es así como se forman las imágenes que vemos.

Las enfermedades de la retina y el vítreo pueden causar severa pérdida de la visión o ceguera y requieren de cuidadosos exámenes, tratamientos especializados y/o intervenciones quirúrgicas de alta tecnología para evitar la pérdida de la visión.

La retina tiene dos partes: la retina periférica y la mácula. La mácula es el centro de la retina; y es la que provee la visión central. El área grande de la retina que rodea a la mácula y compone el 95% se llama retina periférica.

 

ENFERMEDADES DE LA RETINA

Retinopatia Diabetica

Es una afección de la retina que aparece como complicación de la diabetes, debido al daño producido a los vasos sanguíneos que la nutren, por niveles altos de azúcar en la sangre.
En su fase inicial se le denomina retinopatía diabética de base o de fondo. Si pasa desapercibida para el paciente, puede derivar en una retinopatía diabética proliferativa, la que lleva asociada muchas complicaciones e incluso la pérdida total de la visión.

Tratamiento:
En las condiciones tempranas, se emplea la fotocoagulación de la retina con rayos láser con las que el cirujano oftalmólogo puede mejorar el control de la enfermedad retinal. En condiciones más avanzadas, se requerirá de una delicada intervención quirúrgica llamada vitrectomía, con la que se remueve del ojo las hemorragias y se intenta restaurar la posición de la retina. No es deseable que el paciente llegue a esta condición ya que a pesar de aplicarse todos los recursos disponibles y de que el resultado anatómico sea adecuado, el daño de los tejidos debido a la diabetes es tan severo que en muchas ocasiones el resultado funcional es pobre.

Se recomienda a los pacientes con diabetes realizar un control estricto de su enfermedad. El control óptimo y sostenido de la glucosa, desde que se hace el diagnóstico de diabetes, disminuye considerablemente el riesgo de retinopatía, realizarse un examen de los ojos cada año, control de la hipertensión arterial asociada y de cualquier otra afección coexistente.

 

Degeneración Macular Asociada a la Edad (DAME)

La mácula es una capa de tejido sensible a la luz que se encuentra en la parte posterior del ojo. Esta área proporciona la visión central y la agudeza visual. Cuando ocurre una degeneración macular, las células de la mácula mueren, lo que lleva al deterioro de la visión fina.

La Degeneración Macular Asociada a la Edad se presenta de dos formas: húmeda y seca. La degeneración macular seca, o de evolución lenta, es la mas frecuente y ocurre en el 90 % de los casos de las personas que padecen la enfermedad. Cuando las células sensibles a la luz de la mácula se atrofian, se produce el deterioro de la visión central.

El riesgo de desarrollar DMRE aumenta con la edad. Los resultados de los estudios demuestran que las personas a los 50 años de edad tienen una posibilidad del 2% de desarrollar DMRE. Este riesgo aumenta al 30% después de los 75 años de edad. Además de la edad, el riesgo aumenta en: mujeres, fumadores, colesterol alto, antecedente médico familiar de DMRE.

El síntoma más común de DMRE seca es tener la visión ligeramente borrosa. Las personas con DMRE seca pueden necesitar más luz para leer o realizar otras actividades; pueden tener dificultad en reconocer las caras de las personas y solo pueden hacerlo una vez que están muy cerca.

Tratamiento de la Degeneración Macular Asociada a la Edad
Terapia Fotodinámica

La técnica, se basa en la administración del fármaco fotosensible verteporfin (Visudyne) que se acumula selectivamente en el tejido neovascular de la retina. Posteriormente es activado mediante la aplicación de un láser no térmico que induce el cierre de los neovasos, evitando la pérdida de visión.

Terapia mediante antiangiogénicos
Los antiangiogénicos pertenecen a una familia de medicamentos que han revolucionado el tratamiento de la DMRE húmeda.
Los antiangiogénicos que se utilizan actualmente son:

• Macugen
• Lucentis
• Avastin

A la fecha de desarrollo de esta Web sólo Macugen y Lucentis tienen aprobación de la FDA su uso en oftalmología.

 

Diagnostico de las alteraciones retinianas mediante Tomografía Retiniana de Coherencia Óptica (OCT)

La OCT, nos permite ver la retina como si se tratara de una biopsia. El OCT es un láser que va tomando imágenes de la retina, sin producir ningún tipo de daño o efecto adverso en el ojo. Es una prueba de fácil ejecución, rápida y cómoda para el paciente. El OCT permite diferenciar distintas capas en la retina. Con él se pueden detectar anomalías, patologías o confirmar un diagnóstico previo.

Las imágenes tomográficas obtenidas mediante la OCT permiten el diagnóstico de patologías difíciles de identificar, y además tiene la capacidad de explorar la misma zona de la retina en múltiples ocasiones, lo que hace posible su posterior comparación y continuo seguimiento. Nuestro equipo de OCT de última generación, captura imágenes tridimensionales de la retina y permite un análisis más detallado de las enfermedades de la retina.